10 dic. 2011

Pieles ´in vitro´ para la fabricación de calzado

Pieles obtenidas directamente en el laboratorio (in vitro), que permitan evitar la gran dependencia de la industria cárnica, afrontar la escasez de piel y reducir el importante impacto ambiental producido por las técnicas convencionales de curtición

Éste es el objetivo final de una novedosa investigación que está desarrollando Inescop y cuya metodología se basa en las mismas técnicas cultivo de células que se emplea en el campo de la biomedicina para, por ejemplo, acometer la restitución de tejidos dañados por quemaduras, enfermedades géneticas o úlceras. Una técnica que ha conseguido aumentar notablemente la tasa de superviviencia entre personas afectadas por graves quemaduras.

En este caso, y para su aplicación al sector del calzado, el objetivo es abrir la puerta a una fuente de materia prima alternativa a la piel obtenida directamente de los animales y que permitiría a la industria afrontar los problemas derivados de la progresiva escasez de piel. Una coyuntura que ya se va haciendo evidente y que en el plazo de unos 3 o 4 años representará un serio hándicap para un sector que llega a absorber hasta el 55% de la piel que se utiliza en todo el mundo.

"Es un hecho que la piel de cuero es un bien cada vez más escaso y lo será cada vez más. Asistimos a un crecimiento de la demanda, porque las ventas de calzado de piel en Europa han aumentado y porque cada vez más países, como China, India o Brasil consumen más calzado fabricado con piel. Esto, unido a que existe una tendencia a disminuir el consumo de carne y que la piel no deja de ser un subproducto de esta industria, hace prever serios problemas para garantizar el suministro en el plazo de unos años. Con esta investigación lo que se pretende desde Inescop es abrir nuevas vías que nos permitan anticiparnos a este problema", destaca Isabel Maestre, científica responsable de la investigación.

Concebida como una investigación a medio-largo plazo por su especial complejidad, en estos momentos ya se ha conseguido, mediante el cultivo de células de la dermis de la piel de animal, obtener pequeñas muestras. El objetivo final será poder realizar producciones de escala, de forma que se pueda combatir la escasez de piel animal y garantizar el suministro al sector zapatero. La obtención de pieles "in vitro" permitirá asimismo acortar los procesos de producción -con su consiguiente ahorro de costes- en el calzado, por cuanto a que se podrá eliminar el paso de las tenerías -para la retirada de vísceras, grasas, carne, etc. que se encuentran adheridas a la piel- para directamente acometer la curtición.

Menos contaminación y material más perfecto

La reducción del impacto medioambiental producido por las técnicas convenciales es una de las grandes ventajas que reportará la obtención de cuero en el laboratorio. Y es que en la actualidad, y solo para conseguir el trozo de piel que realmente se curte de cada animal y que posteriormente se usa en artículos de piel, se utilizan numerosos productos químicos y abundante agua que parcialmente se convierten en residuos y vertidos. Por su parte, en el laboratorio se obtendría directamente la dermis, una capa de apenas uno o dos milímetros, que es lo que directamente sirve para la curtición. El proceso actual obliga así, hasta conseguir la dermis, a eliminar una gran parte de estructuras como pezuñas, cueros, pelo, grasas... Y es, que según los datos que manjea Inesop, de cada 1.000 kilos de piel bruta procesada sólo el 17% será transformada en cuero acabado. La obtención de pieles "in vitro" se presenta así como un proceso mucho menos contaminante y más corto, que además permitiría obtener, según destaca la investigadora Isabel Maestre, una piel sin imperfecciones, arañazos, marcas de fuego, picaduras de insectos o cortes que se encuentran en la piel obtenida directamente del animal. La investigación cuenta asimismo con la colaboración del Instituto Tecnológico Textil (Aitex) y cuenta con fondos europeos.

Fuente:
P. GUZMÁN - Información.es

1 comentario:

Angelica dijo...

No utilizo mucho las pieles porque me da mucha lastima lo que harán con esos pobres animales creo que prefiero usar telas sintéticas u otras cosas ahora estoy mucho de compras porque estoy en unos hoteles en buenos aires hay mucho para comprar aquí.