10 dic. 2011

Aprobado el nuevo 'Plan de Investigación Biomédica de CyL' 2011-2013

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado el 'Plan de Investigación Biomédica y Ciencias de la Salud de Castilla y León 2011-2013', que contará con una inversión de 28.384.275 euros, aunque alcanzará los 51 millones con los ingresos procedentes del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del sector privado.

El Plan establece seis ejes de actuación, 30 planes de acción, 18 líneas específicas y 129 medidas, según ha explicado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, que compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno junto al consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez.



Sáez Aguado ha explicado que con este plan se persiguen tres objetivos primordiales, el primero de ellos mejorar la coordinación y articulación de los agentes públicos y privados del sistema de investigación e innovación, para lo que se diseña una estrategia concreta.

Asimismo, se pretende fomentar la actividad de los institutos de investigación sanitaria y la investigación "traslacional", ya que se parte de la idea de que en Castilla y León hay "excelentes" centros de investigación de carácter básico y se trata de vincularlos más a la actividad clínica.

El tercero de los objetivos es potenciar el espíritu emprendedor, la creación de empresas y la capacidad de innovación en el sector biomédico, algo que también se propiciará mediante la agrupación de empresas o "clúster".

Todas estas acciones se llevarán a cabo en coordinación con las prioridades establecidas tanto en el III Plan de Salud, como en la Estrategia Regional de I+D+i y en los planes estatales y europeos.

Todo ello se financiará con un presupuesto global de 50.961.275 euros (28,3 millones que aportará la Junta, 19,2 el Ministerio y 3,3 el sector privado a través de Farmaindustria). De la inversión realizada por la Junta, la Consejería de Sanidad prevé aportar más de 12 millones de euros, mientras que el resto se repartirá entre las consejerías de Educación y Economía y Empleo (8,83 y 7,5 millones, respectivamente)

MEDIDAS DE FUTURO

Dentro de las múltiples acciones que incluye el 'Plan Regional de Investigación Biomédica y Ciencias de la Salud' destacan algunas medidas de gran relevancia para el futuro de la sanidad.

Las más relevantes son la constitución de grupos y redes de investigación básica, clínica y traslacional, de carácter multidisciplinar y multiprofesional, en los que participen las universidades, organismos públicos de investigación y hospitales y la creación de tres institutos sanitarios de investigación, con el fin de constituir una red vinculada a los cinco hospitales universitarios o el impulso de la participación en agrupaciones o clústeres científicos y potenciar los tres ya existentes.

A este respecto, el consejero de Sanidad ha indicado que se tratarán de estimular allí donde haya una suficiente "masa crítica" para su creación y dar soporte, estímulo y apoyo a las tareas de investigación, que a veces han suscitado críticas sobre la falta de recursos o la complejidad para su obtención, por lo que se espera también que los investigadores se dediquen más a su labor y no a la administrativa.

Asimismo, el Plan contempla la aprobación de un programa de captación de jóvenes investigadores en biomedicina para incrementar el número de proyectos de investigación en funcionamiento; la organización de actuaciones formativas y suscripción de convenios de colaboración con otras instituciones para lograr una mayor participación de los jóvenes facultativos y del personal de enfermería en los proyectos de investigación biomédica; y la creación de una red de biobancos para adecuar, mantener y mejorar la organización de los ya ubicados en los hospitales autonómicos y otras instituciones sanitarias (como, por ejemplo, el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León).

De esta manera se quiere promocionar y fomentar, tanto la investigación científica como la innovación tecnológica, ya que ambas constituyen una prioridad estratégica para garantizar el progreso social y económico de cualquier sociedad moderna.

GARANTÍA DE MEDIOS Y RECURSOS

Esto se realizará a través de la coordinación de las administraciones públicas nacionales y regionales y las instituciones privadas. Así, implicando a todos estos sectores, se pretende garantizar que las entidades con capacidad investigadora de Castilla y León cuenten en todo momento con los medios y recursos adecuados para mejorar y optimizar sus resultados.

Fuentes del Gobierno regional han explicado que el sistema sanitario de Castilla y León cuenta ya con elevado reconocimiento internacional por su calidad asistencial y por el gran nivel de sus investigadores. No obstante, la actual situación económica hace necesario plantear cambios estructurales con los que el sistema de salud siga creciendo como ámbito generador de riqueza, de puestos de trabajo y de retorno económico derivado de explotar el conocimiento en forma de patentes y licencias.

Asimismo, como ya venía desarrollándose en los últimos años a través de una política de vanguardia en clústeres sanitarios, este plan articulará de forma organizada la participación público-privada en todos aquellos proyectos con posibilidades de llegar al mercado, de tal forma que exista complicidad de todos los agentes económicos y sociales con una visión internacional.

El 'Plan de Investigación Biomédica y Ciencias de la Salud de Castilla y León' pretende consolidar los avances logrados -en infraestructuras, sistemas organizativos, desarrollo del talento, creatividad e implantación de terapias innovadoras-- además de emprender nuevos proyectos, impulsar la iniciativa privada y la cultura emprendedora.

De esta forma se trata de continuar el desarrollo de un marco de seguridad y garantías para el personal científico que hará más competitiva la investigación y la innovación biomédica castellanoleonesa a nivel europeo.

VALLADOLID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -