7 mar. 2011

ENTRA EN VIGOR LA LEY DE ECONOMÍA SOSTENIBLE

Por fín, después de un sinfín de trámites parlamentarios que se han alargado más de un año, el viernes fue aprobada la tan publicitada Ley de Economía sostenible. Así, fue el BOE del pasado sábado día 5 de marzo el que publicó la LEY 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible.



La Ley entró en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado», salvo la modificación introducida en el artículo 60.3 del Texto Refundido de la Ley de ordenación y supervisión de los seguros privados, que entrará en vigor para todas las pólizas de seguro suscritas o renovadas a partir del 1 de enero de 2013.

El texto, que tiene 114 artículos, 15 disposiciones adicionales, 10 transitorias y 60 disposiciones finales, entre las disposiciones adicionales se encuentra la llamada 'Ley Sinde' para luchar contra las descargas ilegales de contenidos en internet.

Con esta Ley, se pretende fomentar la competitividad, fortalecer la supervisión financiera, establecer medidas contra la morosidad, aportar transparencia en las remuneraciones de las sociedades cotizadas y facilitar la contratación público-privada. A la vez, promueve la innovación, la reforma de la Formación Profesional e introduce, además, criterios de ahorro y eficiencia energética y de movilidad sostenible.

La Ley de la Economía Sostenible gravita en torno a cinco ejes principales sobre:

* La competitividad
* La sostenibilidad medioambiental
* La normalización del sector de la vivienda
* La innovación y formación profesional
* El apoyo a nuevos sectores económicos

La Ley se estructura en un Título preliminar, donde se define su objeto, el concepto de economía sostenible y los principios resultantes de actuación de los poderes públicos, y en cuatro Títulos que contienen el conjunto de reformas de impulso de la sostenibilidad de la economía española.

El Título primero se centra en la mejora del entorno económico, entendiendo por tal las actuaciones del sector público que determinan el contexto de desarrollo de la economía.

El Título II introduce una serie de novedades directamente vinculadas con el impulso de la competitividad del modelo económico español, eliminando obstáculos administrativos y tributarios, actuando específicamente sobre tres ejes de mejora de la competitividad de las empresas españolas: el desarrollo de la sociedad de la información, un nuevo marco de relación con el sistema de I+D+i y una importante reforma del sistema de formación profesional, que se lleva a cabo mediante esta Ley y una Ley Orgánica complementaria, que efectúa las modificaciones de carácter orgánico necesarias en las disposiciones vigentes.

El Título III contiene una serie de reformas que, desde la sostenibilidad medioambiental, inciden en los ámbitos centrales del modelo económico: la sostenibilidad del modelo energético, la reducción de emisiones, el transporte y movilidad sostenible, y, especialmente relevante en el caso español, el impulso del sector de la vivienda desde la perspectiva de la rehabilitación. Al margen del contenido de la Ley quedan las reformas correspondientes a la sostenibilidad social, esencialmente en materia de empleo y de seguridad social, pues las exigencias específicas de acuerdo en estos ámbitos, en el marco del Diálogo Social y del Pacto de Toledo, respectivamente, aconsejan tramitar las propuestas en textos y procedimientos diferenciados.

El Título IV, finalmente, contiene los instrumentos para la aplicación y evaluación de la Ley de Economía Sostenible.