4 mar. 2011

El CIPF de Valencia coordina un proyecto internacional dirigido a descubrir nuevos fármacos contra la tuberculosis


Científicos del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia coordina un proyecto internacional dirigido a descubrir nuevos fármacos contra la tuberculosis en el que participan investigadores españoles, franceses y alemanes.

El investigador principal del Laboratorio de Genómica Estructural del CIPF, Marc Marti-Rénom, quien lidera el proyecto, ha explicado que "a partir de la disponibilidad de compuestos activos contra la célula viva de la tuberculosis", su equipo se centrará en la parte "computacional" del proyecto.


El origen de este proyecto se encuentra en la apertura, por parte de la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), "de una porción de su librería de compuestos", entre los cuales se han identificado aquellos que atacan y erradican al patógeno causante de la tuberculosis ("mycobacterium tuberculosis").

"Aunque se ha comprobado la eficacia de estos compuestos, hasta el momento se desconoce el mecanismo que los hace actuar", han apuntado desde el CIPF, cuyo objetivo en este programa de investigación será el de "encontrar el modo de acción o mecanismo de estos compuestos antituberculosis".

El investigador principal del Laboratorio de Genómica Estructural del CIPF, Marc Marti-Rénom, quien lidera el proyecto, ha explicado que "a partir de la disponibilidad de compuestos activos contra la célula viva de la tuberculosis", su equipo se centrará en la parte "computacional" del proyecto.

Así, ha precisado, su equipo de investigadores intentará "predecir por medio de técnicas bioinformáticas dónde pueden estar atacando estos compuestos".

Una vez obtenidos los primeros resultados, los equipos franceses serán los encargados de realizar experimentos de transcriptómica -una técnica que permite conocer qué genes se están expresando en una célula dada en un momento dado- y de genómica -para conocer el funcionamiento de determinados genes-.

A partir de estas pruebas, los equipos franceses podrán predecir "cuáles son las posibles dianas terapéuticas de los compuestos seleccionados, así como más interesantes", según ha explicado Marti-Rénom.

A continuación, los científicos alemanes del proyecto "cristalizarán el máximo número de compuestos junto con las dianas a partir de experimentos en el laboratorio", ha añadido.

El proceso se repetirá "cuantas veces sea necesario" con la finalidad de conocer por qué estos compuestos son activos contra la tuberculosis y poder seleccionar a los mejores, "en la búsqueda de un tratamiento efectivo de la enfermedad".

El proyecto, denominado "Una aproximación genómica para caracterizar el modo de acción de nuevos compuestos contra tuberculosis", se enmarca dentro de las ayudas europeas Eranet.

Valencia, 2 mar (EFE).-