7 abr. 2008

Determinan la dependencia genética a la nicotina

La adicción al tabaco puede ser una cuestión genética. Una investigación europea ha descubierto el primer caso de dependencia en los genes a la nicotina, lo que incrementa la posibilidad de sufrir cáncer de pulmón y enfermedades arteriales y dificulta abandonar este hábito. En el estudio, han participado equipos de siete países del continente, entre los que se encuentra España a través de la Universidad Pompeu Fabra, y podría determinar en un futuro la implicación de las condiciones personales innatas en otro tipo de adicciones a alcohol a drogas.


El proyecto se denomina Genaddict, y bajo este nombre se desarrollaron unas investigaciones que dieron como resultado el hallazgo de una mutación genética implicada en la dependencia de la nicotina. Eso sí, la predisposición no sirve como excusa para comenzar a fumar, ya que sólo afecta a la hora de abandonar el vicio, según un comunicado de la Comisión Europea. Además, aquellos que cuenten con esta variante tienen un 30 por ciento más de posibilidades de sufrir cáncer de pulmón y un 20 por ciento de verse afectados con una enfermedad arterial periférica, que dificulta la circulación sanguínea en las piernas.
El tabaquismo supone la primera causa de mortalidad evitable en la Unión Europea, y se le vincula al 15 por ciento del total de fallecimientos producidos en la Europa comunitaria. Ahora, se sabe que la dependencia a los cigarrillos se ve perjudicada por la mutación genética localizada en el cromosoma 15q24 y que modifica la percepción de la nicotina en el cerebro, gracias a un estudio en el que participaron inicialmente 11.000 islandeses y que situó mayoritariamente esta variante en los fumadores de gran intensidad, frente a los consumidores en menos cantidad o incluso las personas no fumadoras.
Fuente: OTR PRESS | BRUSELAS

No hay comentarios: