21 sept. 2007

Genómica Individualizada

Desde la fundación que lleva su nombre, el científico Craig Venter ha descifrado y analizado su secuencia genética íntegra a partir de unos 32 millones de fragmentos de su ADN.

Así dicho, no parece que tenga gran trascendencia puesto que la secuencia génica completa del ser humano ya se había conseguido hace algún tiempo. Sin embargo, ésta se había obtenido a partir de ADN procedente de varias personas por lo que este caso supone un importante logro. La comparación de la secuencia completa de distintos individuos, supondría un gran impulso en el conocimiento de la intrincada biología del ser humano. Se progresaría enormemente en el entendimiento de la variación genética, tanto en el desarrollo, como en la enfermedad.

Señores, se abre el camino a la genómica individualizada donde cada persona nacerá con la secuencia de su ADN bajo el brazo. De esta forma conoceremos la predisposición que tenemos de padecer una determinada enfermedad y, si es posible, evitar que se llegue a manifestar.

Además, el trabajo ha revelado que “la variación genética de un humano a otro es siete veces mayor que en las estimaciones previas. En total hasta en un 44% de los genes hay diferencias, lo que prueba que en el nivel genético somos individuos mucho más "únicos" de lo que se creía.” Por tanto, podemos decir a los que padecen sentimientos racistas que el concepto de raza “es social y no biológico” como bien advirtió el genetista. Así, otro de los aportes que trae implícito este logro es que desaparecen las barreras étnicas entre humanos.

Volviendo a la genética individualizada, efectivamente, sería algo maravillo poder descifrar todos los secretos de nuestro genoma, conocer el origen de las enfermedades y con ello poder evitarlas o curarlas. Pero ¿estamos realmente preparados para asimilar todo lo que ello conlleva? Ya el doctor Watson, codescubridor de la doble hélice de ADN, dijo que no le hubiera importado que secuenciaran su genoma siempre que no le dieran las malas noticias que éste pudiera llevar escritas. En cierto modo comparto este sentimiento con él, especialmente si esas malas noticias no tienen solución. Pero yendo más allá de los sentimientos personales de cada uno, ¿qué pasaría si nuestra ficha genética se hiciese pública? Quizás entonces surgiría la discriminación genética y ciertas personas tendrían más problema a la hora de encontrar un trabajo o de hacerse un seguro de vida, por poner un ejemplo. Además ¿qué pasaría a la hora de engendrar un bebe? Se podrían seleccionar embriones libres de taras genéticas, es decir, como ya comentó previamente nuestro compañero JAL, nos dirigiríamos camino de la eugenesia, o lo que es lo mismo, a la selección de una superraza genética. Así que, vuelvo a formular la pregunta ¿estamos preparados para asimilar todo lo que ésto conlleva?

Es cierto que es una reflexión catastrofista, la genómica individualizada es maravillosa pero siempre que se utilice correctamente. Siempre que los datos que se obtengan sean confidenciales y se empleen para el bien de la persona y de la Sociedad.

Autor: Marta Ramos (UAM)

Fuente: Blog Bio(Ciencia+Tecnología)


No hay comentarios: